sábado, 20 de septiembre de 2008

Inquietudes a priori (López Perito)


Han pasado demasiadas semanas, pido disculpas. El domingo, quizá el lunes, voy a entrevistar a Miguel López Perito, Jefe de Gabinete de Lugo.

Será a 5 meses del triunfo en las elecciones y a poco más de un mes de haber asumido el gobierno.

Por lo que tengo entenmdido, López  Perito es una de las fichas políticas centrales de Tokojoja, el movimiento político que conforma el entorno de Lugo.

En los primeros días de gobierno la nueva gestión enfrentó: la llegada de Chávez con bombos y platillos en las primeras 48 horas, una crisis parlamentaria paralizadora, denuncia de conspiraciones para dar un golpe de  Estado, problemas políticos para mantener la armonía dentro de la Alianza (coalición que ganó) ante las tensiones del reparto del poder. Y más...

Qué tiene para decir López Perito sobre Stiglitz y su colaboración honoraria. Cómo se ve el proceso de Bolivia. Qué está pasando con Castiglioni (el líder colorado que se opone al nicanorismo). La renegociación con Brasil por las hidroeléctricas. La prensa. Los vínculos con Uruguay… el factor religioso.

Inquietudes a priori


Ah... me olvidaba. Quieren un buen columnista paraguayo tirachilenas??

Tomen: http://www.ultimahora.com/home/index.php?p=weblog&idBlogger=94


jueves, 3 de abril de 2008

¿Qué es la teoría de la paraguayización? (uno)















La teoría de la paraguayización es un cuero teórico intangible y no escrito generado desde un punto de vista uruguayo. Algunos sostendrían que vale agregar uruguayo, joven, de clase media universitaria. Otros pueden agregar a la lista sociológico, histórico, antropológico o político. A mi me gusta pensar que es un ejercicio constante marcado por una especie de conciencia de otro eternamente negado. La idea plantea un proceso en curso (el hecho de paraguayizarse) y en su sola enunciación se sugiere el sujeto omitido pero presente ¿Quién se paraguayiza?

Uruguay. La sociedad uruguaya. Los uruguayos y sus institutciones y su cultura. Quizá. Pero probablemente la aplicabilidad de la teoría podría trascender eso. También desde otros contextos se puede hacer el intento de leer desde la óptica de los procesos de paraguayización. En Brasil, en Tucuman o en el propio Paraguay.

La idea corre desde siempre el riesgo de ser tildada de despectiva o cosas peores para con el pueblo paraguayo. En mi concepto este es, por lo general, un reflejo ingenuo u oportunista -en ese caso, algo cargado de una hipocresía demagógica- que trata de deslegitimar la teoría por el lado de su etnocentrismo “¿Qué se cree este más que un paraguayo?”. Creo que este tipo de crítica no da en el blanco. Además no percibe que la teoría parte de una comprensión del dolor del pueblo paraguayo. De lo profundo de su problemática y del dolor involucrado en la pobreza y la opresión presentes en muchas de las formas más cotidianas de su funcionamiento social.

Personalmente prefiero las reacciones como las de mi madre. Ella siempre me recuerda la Guerra de la Triple Alianza y la responsabilidad que nosotros (un nosotros un tanto absurdo, dado que estamos hablando muchachos del siglo XIX) tenemos en ella. Sufrimiento actual del pueblo paraguayo. Es verdad. Esa guerra fue un hacerle el juego al Imperio Británico y a los intereses de una oligarquía que se enfrentó con otra oligarquía: la paraguaya. Ustedes saben: la hizo mierda, a ella y al pueblo que puso de escudo para defenderse y que se defendió con una bravura dramática y heroica, al punto de terminar resistiendo con niños armados ante el avance masacrante de las tropas aliadas. La cicatriz en la pirámide demográfica paraguaya legalizó de hecho la poligamia en los años siguientes; la cantidad de hombres hacía de su sola existencia un tesoro en sí mismo. Además había un modelo de fondo. Una élite paraguaya que construyó locomotoras y montó fábricas, que tenía un modelo de desarrollo propio e industrializante como no tenían la mayoría de sus vecinos. En fin. Mami tiene razón, pero eso no la pone en contra de la teoría sino todo lo contrario.

La paraguayización tiene mucho de ejercicio imaginativo a partir de datos difusos. Sus principales desarrolladores han tenido poco contacto directo con Paraguay y un estudio displicente y fragmentario de la historia y la actualidad paraguaya. Sus conceptos centrales tienen un sesgo bastante político. Se centra en la imagen de lo que se sospecha es el trasfondo del sistema político que menos aprecia la democracia y que más disconformidad tiene de sus pobladores respecto a sus gobernantes. Una sociedad oprimida por si misma (con muy pocos años de democracia en el siglo XX) y por su propia incapacidad para domésticar a su élite y evitar sus consecuencias… ¿cómo llamaralas…? ¿paraguayizantes?

En fin. Habrá más entregas de esta pasta base. Una especia de lavado de culpas y autoobservación de la teoría de la paraguayización en su primera etapa. Primera etapa que no es la segunda… la descripción del punto de inflexión que da lugar a la segunda etapa está en el primer texto de este blog, en el chateo con Perón.

Gracias a los pacientes lectores que exigían actualización. Esperemos mejorar el ritmo. Además en el horizonte está una nueva visita a la madre patria. Nuevamente será fugaz pero será para las elecciones del 20 de abril, cuando el Partido Colorado puede caer después de 60 años en el poder… eso merecerá seguramente un pronta reflexión proyectiva titulada: “¿Oportunidad histórica de cambio, trampa para osos progresistas o las dos cosas o ninguna?”… las dudas sobre la posibilidad del cambio real y profundo a la paraguaya del sistema político están planteadas…

PD: las fotos que ilustran son obra de Caudillo Moderno, gran aportante al desarrollo de la teoría. Me las mandó luego de su último y reciente viaje al Paraguay. El texto que las acompañaba es compartible en la misma magnitud en que se deprecia la moneda anualmente en Zimbabwe (100.000%). Transcribo:

Estimado: Te mando unas fotos de Paraguay.

1) Una plaqueta de Bordaberry saludando al pueblo paraguayo, en el panteón de los héroes.
2) Un foto del Parlamento, el edificio más moderno de Asunción y quizás el parlamento más moderno de nuestras latitudes.
3) La explicación de dicho edificio
4) El hotel donde me quedé. La desestronización va lenta.

Disculpame porque están sin achicar, así que pesan lo suyo.

Abrazo

martes, 5 de febrero de 2008

Algo va a pasar en Paraguay*

Dentro de dos meses y medio el presidente electo por los paraguayos será cura, golpista o mujer. Fernando Lugo, Lino Oviedo y la oficialista Blanca Ovelar corren una carrera cargada de incertidumbres donde los votantes podrían decidir poner al sistema político patas para arriba. Además, pase lo que pase, es más que probable que la izquierda paraguaya logre instalar en Cámara al primer senador de su historia.

Hay casi 3 millones de paraguayos habilitados para votar en abril. No es obligatorio. Generalmente vota algo menos de 1 millón y medio. Los últimos 60 años gobernó el Partido Colorado, en dictadura o en democracia, siempre fue la principal estructura de poder político. Por eso, más allá de que algunas encuestas estén dando actualmente ventaja de algunos puntos de Lugo sobre Ovelar (el jueves el ICA -Instituto de Comunicación y Arte- dio 36% para Lugo, 32 a Blanca y 22 a Oviedo) parece difícil creer que la caída del Partido Colorado sea cosa juzgada.

Es verdad que la interna fue muy dura, pero según políticos, periodistas y analistas paraguayos consultados por La Diaria, siempre lo es. Claro, es que los colorados saben que en su interna se juega el país, al menos hasta ahora. El último gran enfrentamiento colorado se comenzó a dirimir en las urnas el 16 de diciembre pero se cerró 32 días después con una polémica actuación del Tribunal Electoral Partidario. Según sus números votaron 814.000 personas, pero la diferencia entre las listas fue de 4.020 votos.

¿Para un colorado no hay nada mejor que otro colorado?

Los niveles de confrontación entre Luis Castiglioni (ingeniero civil de 45 años), vicepresidente renunciante, líder de la corriente disidente Vanguardia Colorada y hombre relacionado insistentemente con la embajada estadounidense y Blanca Ovelar (maestra y psicóloga de 50 años) ex ministra de Educación claramente apadrinada por el presidente Nicanor Duarte, fueron altísimos. Los sablazos, calificados de normales durante una interna colorada quedaron a la luz como algo más graves de lo habitual cuando luego de resueltas las elecciones por el Tribunal Partidario, Castiglioni dijo que no pensaba votar al Partido y definió a sus ex compañeros de gobierno como “caterva de delincuentes”.

Desde ese momento el ex vicepresidente se mantuvo firme y su entorno más inmediato también. La situación se plantea como un drama a dos frentes que los colorados oficialistas han sabido resolver muy bien hacia dentro de la estructura partidaria. En pocos días Castiglioni ha quedado aislado, ya que la mayoría de sus apoyos locales y cuadros medios se han declarado, al fin y al cabo, colorados y dispuestos a trabajar por la Lista 1 (la de Blanca para abril), quizá temerosos de perder su lugar. Sin embargo y contra algunos pronósticos, el líder de Vanguardia Colorada se mantiene firme y con un mensaje claro para sus votantes: no votar al Partido Colorado.

Espiral paraguayo

Frente a la punta del iceberg político del coloradismo está el resto del escenario. En los últimos 10 años el número de personas por debajo de la línea de pobreza aumentó en 1 millón. Además apareció un elemento novedoso: la emigración intercontinental. Hasta el momento Argentina fue el gran receptor de la emigración paraguaya, pero hoy España ya acumula más de 200.000 víctimas de la migración económica, con más de la mitad sumados en los últimos siete años. El descontento creciente ha ido estallando ocasionalmente, con un gran hito en el marzo paraguayo de 1999, cuando después del asesinato del vicepresidente Luis María Argaña, gran parte de la oposición y de la población indicó como culpable al presidente Raúl Cubas Grau y a Lino Oviedo. En las manifestaciones murieron siete personas contrarias al gobierno y el presidente renunció. Después llegó Luis González Macchi, colorado opositor a Cubas que asumió la presidencia y terminó procesado por ilícitos económicos. En 2003 llegó Nicanor, un líder polifacético, hábil, de cintura prodigiosa que logró reconstruir una hegemonía sólida dentro del partido pero no logró ser un gran punto de inflexión en la imagen del coloradismo gobernante.

El último gesto político, muestra del manejo paraguayo, fue la liberación y la habilitación de la candidatura de Lino Oviedo. El líder con fuerte arraigo en parte de la población rural -y quizá el más carismático de los tres candidatos- estuvo preso luego de regresar de su exilio de Brasil pero cambiar radicalmente su situación. Desde la cárcel dio señales de alianza con Lugo, lo que le dio al cura devenido candidato un empujón definitivo para tener más del 50% de intención de voto un año atrás. Claro, en ese momento era el receptor de todo el descontento, incluidos algunos movimientos de izquierda, el Partido Liberal (el otro partido histórico) y las bases con mucho de coloradismo del ex golpista Oviedo. Cuando el escenario demostró ser una amenaza posiblemente insuperable para el oficialismo la separación de poderes fue nuevamente objeto de acciones más bien escatológicas y en cuestión de semanas Oviedo quedó libre y luego presentó un recurso ante la Corte Suprema para ser absuelto en el caso de intento de golpe de estado que le impedía presentarse. Varios partidos de oposición denunciaron que se trataba de una maniobra para dividir y así quitarle fuerza a la oposición. A fines de octubre de 2007 Oviedo fue absuelto definitivamente en su causa pendiente por intento de golpe de Estado y la semana pasada presentó oficialmente su candidatura ante la Justicia Electoral.

La complejidad detrás de Lugo

El surgimiento de la figura de Fernando Lugo tiene mucho que ver con la canalización del descontento político de los paraguayos. Su liderazgo se construyó de improviso, cuando el entonces obispo de San Pedro (uno de los departamentos más pobres del país y con alta densidad de población campesina) se opuso al intento de Nicanor Duarte para ser reelecto. En un principio, cuando comenzó a perfilarse como presidenciable, su perfil núcleo a casi toda la oposición. Hoy, depurado, el principal partido político por detrás de su candidatura es el Partido Liberal Radical Auténtico que, más allá de sus cuatro cambios de nombre, es el partido más antiguo del país con 120 años de vida. En las elecciones municipales de noviembre de 2006 obtuvo adhesiones rondando el 30%. Luego, el trasfondo partidario de Lugo se vuelve un puzzle de varias pequeñas piezas.

Dentro de los más importantes se encuentran el Movimiento Popular Tekojoja, fundado en diciembre de 2006 con el fin expreso de apoyar la candidatura de Lugo y el Partido Unidad Popular, un intento de unificación de izquierdas que no llega a abarcar a todos los grupos existentes pero que nuclea a entidades como el Partido Convergencia Popular Socialista, el Partido Comunista, Unidad Popular y, principalmente, a la Plenaria Política de Organizaciones Campesinas, que tiene al primer candidato a senador de la lista, Belarmino Balbuena, un líder del Movimiento Campesino Paraguayo que podría transformarse en el primer senador claramente de izquierda de la historia del Paraguay (y con quién La Diaria conversó en San Pedro, en el acto de lanzamiento de la PUP, donde, entre otros, habló el diputado uruguayo del MPP Juan José Domínguez).

La Diaria también habló con Fernando Lugo, que prefirió no definirse como un candidato de izquierda. Está claro que electoralmente no es rentable, al menos en la gran escena paraguaya, por lo que los objetivos de estos grupos son modesto, como por ejemplo llegar, al menos con un miembro, a la cámara de senadores.

Preguntas clave

Las preguntas clave para tratar discernir la forma en que se resolverá el escenario electoral serían entonces: ¿qué poder de movilización de votantes tendrá el aparato histórico y paquidérmico (además de bastante clientelar) del Partido Colorado? Si los 800.000 que votaron en las internas vuelven a votar dentro del partido será muy difícil que alguien le gane. De todas formas nadie lo puede garantizar; que la estructura colorada castiglionista haya vuelto con la cola entre las patas no garantiza que su electorado vaya a tener la misma actitud. Otra ¿Qué tanto puede modificar la actitud habitual de 50% de presentismo en las urnas el descontento con el Partido Colorado? Muchos especulan que se producirá una concurrencia récord a las urnas, pero tampoco nada lo garantiza. ¿Qué peso tendrá el movimiento campesino? Actor clave en el marzo paraguayo del 99, estructura política viva y presente en el interior de un país con 40% de población rural y con fuerte presencia de su discurso en los medios de comunicación en los últimos días portando amenaza de movilizaciones en caso de que se intente impugnar la candidatura de Lugo ¿Qué tan ciertas son las posibilidades de fraude? ¿Qué pasará en las estructuras de poder si cae el Partido Colorado? La Diaria estuvo en Asunción y en San Pedro. Volvió con más preguntas que respuestas. Continuará…



* Nota publicada en La Diaria

viernes, 1 de febrero de 2008

Orígenes de la segunda etapa de la Teoría

Perón: y como te fue?
Yo: hola!
re bin
e
no volví a escribir
aproveché mis últimas horas que fueron bastantes
capaz que vuelvo en abril
fueron muchas cosas...
es Paraguay
4:19
Un sistema político caníbal y primitivo... con planchas por todos lados
Una sociedad con varias claves que la distinguen de la nuestra
No sólo más pobre
Con un menjurje de identidad distinto
piensan en guaraní
les cuesta hablar en español
por eso el acento paraguayo es como entrecortado
4:20
Perón: :-)
Yo: cómo estás?
Perón: me gusta como desde determinados esquemas teóricos se habla de identidad[1]
Yo: (además tienen un 40 y pico por ciento de población rural)[2]
Perón: debe ser una rica ensalada
4:25
entre guaranies y democracia en (clave) bananera
Yo: si... algo así
4:26
más bien en clave "visión sesgada desde la minúscula izquierda campesina paraguaya que puede llegar a tener por primera vez en la historia un Senador"[3]
Perón: eso es una lupa sobre la clave bananera!
4:27
seguro me va agustar
Yo: fue muy lindo
4:28
quedé emocionado y compenetrado con la noble y sufrida causa del pueblo hermano del Paraguay
muchas cosas no me sorprendieron de tanto imaginármelas de antemano
eso es soberbia sociológica?
je
4:29
Perón: hizo mella el sentimiento materno
hacia el pueblo paraguayo
Yo: algo así
4:30
en el local del Movimiento Campesino Paraguayo, donde me quedé las tres noches que estuve en Asunción
Perón: un llamado a la ruptura epistemologica
Yo: allí habían varias historias fuertes
la más impactante, por suerte, la terminé de captar al irnos del lugar
4:31
habían varios niños que vivían en el local y de alguna manera eran criados con una estética mixta entre hijos de sus padres e hijos de la comunidad
dentro de ese grupo de niños resaltaba la imagen de tres trillizas -valga la redundancia-de unos 5-6 años
4:32
Perón: eso debe haber removido el pasado de cierta forma
Yo: hermosas niñas, tímidas
lo fuerte fue cuando me enteré la historia de ellas... ya habiendo emprendido el viaje de regreso
4:34
eran las hijas de un matrimonio caído en desgracia, una como tantas historias en la lucha campesina paraguaya (que maneja recursos como los cortes de ruta y la confrontación -a veces violenta- con la Policía para sustentar sus negociaciones para conseguir cosas como caminería, luz eléctrica o apoyo público para una educación viable de sus hijos[4])
Perón: cual era la historia
ya vino
Yo: su padre estaba preso
hacía algunos meses
4:35
en una represión de una manifestación le bajaron un machetazo en el hombro, cerca del cuello
16 puntos y a la cárcel como preso común y procesado por terrorismo (figura incluida en la reforma del Código Penal en el 2005, con cinco años de mínima y con cortes de ruta como uno de sus hechos configurantes)
4:36
Perón: chan!
Yo: la madre se fue a la mierda después de eso
4:37
y ellas quedaron en manos del Movimiento Campesino Paraguayo -que las llevó al lugar más seguro que tiene: su local en Asunción- y del hermano de su padre
4:38
Perón: chiquititas
como queda la vida después de eso
Yo: allí jugaban y reían, como si nada, como si una parte de Lationamérica todavía mantuviera viva la sensación post sesentista -para nosotros[5]- de juntarse entre compañeros políticos para lamerse las heridas sociales de la lucha
en cierta forma nostálgico y, por qué no, dentro de la amortiguación por lo ya imaginado en la teoría de la paraguayización
4:39
que es una perspectiva imaginaria del Paraguay desde el Uruguay, ahora entrando en una nueva fase
tendría que tener un blog llamado: teoriadelaparaguayizacion.blogspot.com
no?
4:40
Perón: no es mala idea
4:41
es todo una movida la configuracion identitaria de los pueblos campesinos


[1] Perón es así…

[2] En los últimos años disminuyó algo así como 10% engrosando el cinturón de pobreza urbana y quizá, también la reciente emigración hacia Europa (principalmente España donde se dicen que actualmente hay 250.000 paraguayos)

[3] Belarmino Blabuena: líder campesino, primer candidato a Senador de la del Partido de la Unidad Popular (PUP) una alianza super reciente de varias líneas de izquierda paraguaya (incluye

[4] Son 106 los muertos de las organizaciones que han protagonizado la lucha campesina paraguaya desde el retorno de la democracia. Sorprendente ¿verdad?

[5] En su versión más reciente los uruguayos vivieron masificadamente fenómenos de cárcel y exilio durante la dictadura en las que también tendieron a asumir comportamientos comunitarios en terrenos como la educación y el hacerse cargo en general de los hijos (sin ir más lejos: yo pasé unos 0cho años entre la guardería y los “Pioneros” la institución para la formación de niños y de adolescentes de la comunidad del movimiento 26 de Marzo en Malmö, Suecia; además es notoria la supervivencia de esa estética en gente del Uruguay de hoy. Ver por ejemplo la historia aún no escrita (avisaremos cuando lo esté) de la comunidad formada para instalarse a estudiar en Montevideo -ya bastante entrado el siglo XXI- de un grupo de jóvenes del interior criados como niños del MLN. Por eso sesentista, aunque con manifestaciones recientes…